jueves, 25 de diciembre de 2008

"La sustituta", de Ole Bornedal


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Vikaren"/ Dirección: Ole Bornedal/ Guión: Henrik Prip y O. Bornedal/ Producción: Michael Obel/ Fotografía: Dan Laustsen/ Montaje: Thomas Krag/ Música: Marco Beltrami/ Efectos Visuales: Daniel Silwerfeldt/ Reparto: Paprika Steen, Ulrich Thomsen, Jonas Wandschneider, Nikolaj Falkenberg-Klok, Emma Juel Justesen, Mollie Maria Gilmartin, Josephine Gents, Emma Claudia Sondergaard, Jacob Fals Nygaard, Andreas Gram Nielsen, Mathias Peter Kjaer. Dinamarca, 2007. COLOR. 88'

¿Y quién es este tío? Pues el mismo que dirigió con notable éxito en su Dinamarca natal aquel entretenido y curioso thriller terrorífico llamado "El vigilante nocturno", que después "remakeó" a petición de la industria hollywoodiense, contando para ello con intérpretes del calibre de Ewan McGregor, Nick Nolte y Patricia Arquette. El remake, titulado por aquí "La sombra de la noche" también le quedó medianamente aceptable.

El caso es que, desde entonces, (y ya hace cosa de diez años de aquello), apenas habíamos vuelto a saber nada de Bornedal. Hasta que el año pasado volvió con otra obra, como la que hoy nos ocupa, que sin llegar a alcanzar el buen nivel de la peli antes citada, sí es un filme simpático y con los suficientes ingredientes como para convertirlo en un digno pasatiempo.


Además del nombre del director, otra figura que rápidamente llama la atención es la de la protagonista, Paprika Steen. Esa rubia nórdica con nombre de especia, a la que en los últimos años hemos visto asociada irremisiblemente al celebérrimo movimiento Dogma, en diversas apariciones dentro de obras tan importantes como "Los idiotas", "Celebración", etc. Lo cierto es que se trata de una actriz magnífica. Y en un producto como "La sustituta" su presencia se convierte en uno de los principales puntos de atención.

Una profesora "sustituta" procedente del espacio exterior, así como suena. Que se hará cargo de la labor pedagógica dentro de un colegio, convenientemente poseída de un cuerpo humano. A pesar de ello, los alumnos enseguida captarán la naturaleza extraña de la nueva maestra, a partir de su comportamiento innecesariamente cruel y rudo, carente de toda corrección. Todo ello en contra de las opiniones de sus padres y de los demás profesionales del centro educativo, para quienes la nueva profesora es una intachable profesional.

Ante tan delirante argumento, que casi parece nacido de cualquier serie B de los años cincuenta, Bornedal construye un artefacto que aúna comicidad y fantasía, utilizando para ello una estética bastante trabajada y una puesta en escena que, aún siendo rabiosamente moderna, por lo menos no resulta estridente. Los aspectos cómicos son los que a la postre hacen que el filme resulte más válido, puesto que algún otro ingrediente, como una pretendida subtrama dramática que afecta al chaval co-protagonista, no funciona como tal en ningún momento. Del mismo modo, la propia naturaleza terrorífica de la propuesta tampoco alcanza el suficiente nivel como para dejar ninguna huella especial, más que nada por el tono casi paródico y de trazo grueso que predomina, así como por la utilización de unos (por fortuna escasos) efectos digitales francamente cutres.


En ese sentido, se asiste con regocijo al hecho de que uno de los motivos para que la entidad alienígena en cuestión se haya decidido a bajar a la Tierra sea la incapacidad para sentir amor y empatía por sus semejantes, circunstancia que produce toda clase de efectos hilarantes en la relación de la profesora-cosa con sus alumnos, así como con los inocentes adultos que nada raro sospechan.

Así pues, se trata de asistir al visionado de "La sustituta" con el espíritu de disponerse a ver una comedia fantástica, antes que ninguna otra cosa. Si se va con esa expectativa, puede pasarse un rato distraído, sobretodo disfrutando de la vis cómica de Paprika Steen, a la que hasta ahora estábamos más acostumbrados a ver en papeles mucho más graves y circunspectos.

1 comentario:

PKDesignz dijo...

Es una película realmente mediocre yq eu creo que no debe tomarse muy en serio.

Saludos

P.D: Te enlazo en mi blog