jueves, 27 de marzo de 2008

"Mil gritos tiene la noche", de Juan Piquer

FICHA TÉCNICA:

Director: Juan Piquer/ Guión: Joe D'Amato, J.Piquer y Dick Randall/ Producción: Steven Minasian, Dick Randall/ Fotografía: Juan Mariné/ Montaje: Antonio Gimeno/ Música: Librado Pastor/ Efectos Especiales: Basilio Cortijo/ Reparto: Christopher George, Linda Day George, Ian Sera, Frank Braña, Edmund Purdom, Jack Taylor, Paul L. Smith, Gerard Tichy. España-USA. 1981. Color. 87'

Para inaugurar la cosa ésta, nada mejor que uno de mis filmes más queridos. Se trata de un slasher de principios de los ochenta, facturado en España, aunque con vistas al mercado internacional, donde por cierto, ha ido funcionando de maravilla en el transcurso de los años con el título de "Pieces".

Reparto integrado principalmente por actores anglosajones y encabezado por el (por entonces) bastante de moda Christopher George, al que habíamos visto en alguna peli de Fulci y en series b diversas. Asimismo, alguna presencia entrañable de nuestro fantaterror, como Frank Braña o Jack Taylor, y celebridades de otras épocas venidas a menos, como Linda Day o Edmund Purdom.

El filme pretendía descaradamente aprovechar el boyante mercado del slasher estadounidense, que por aquellos años vivía su mejor momento, gracias a productos y sagas como "Viernes 13", "Halloween", etc. Asimismo, también había alguna referencia a otra obra, ya algo lejana en el tiempo, como era "La matanza de Texas", por aquello de la presencia de una ominosa sierra mecánica. Si de hecho hay algo en "Mil gritos tiene la noche" que llama especialmente la atención, es su indudable brutalidad. Piquer no ahorra detalles sanguinolentos al espectador, situando en ese sentido su película un peldaño por encima de los referentes apuntados anteriormente. En ese aspecto, aún sin llegar a los parámetros del gore más explícito, sí nos encontramos en los terrenos del Fulci o el D'Amato más viscerales (cineasta este último, que de hecho participa en el guión).

La trama no puede resultar más banal, tomando elementos de las películas de terror de ambiente universitario, así como alguna otra referencia más o menos disimulada, como "La Residencia" de Ibáñez Serrador.

A pesar de esa banalidad en el desarrollo del argumento, los puntos fuertes del filme están en su arranque, con un prólogo tan hilarante como salvaje y en un plano final que, sin duda, debería pasar a la historia como uno de los momentos más surrealistas y jocosos del cine de terror moderno. Pocas veces hemos visto tamaño desafío a las leyes de la coherencia narrativa. Y sin embargo, no deja de resultar un final memorable, que es de lo que se trata.

¿Por qué me gusta tanto esta película?

En primer lugar, porque fue uno de los primeros filmes hispanos del género terrorífico que tuve ocasión de ver y me sorprendió tanto su crudeza como el buen tono de los efectos especiales y de maquillaje. También me llamó la atención esa banda sonora compuesta por una minimalista pieza de piano, obra de Librado Pastor, casi al modo del giallo más atmosférico de los setenta. En otra línea de pensamiento valorativo, ¿cómo no sentir aprecio por los momentos más descaradamente chuscos del guión, que son unos cuantos, con el citado final y la ya mítica secuencia del profesor de karate (que no conviene desvelar), a la cabeza?

En definitiva: Una obra entrañable, que hace las delicias de cualquier aficionado sin demasiados prejuicios y que supuso, además de la cima creativa de un cineasta tan peculiar y ¿por qué no decirlo? valiente como Juan Piquer, (junto a "Slugs, muerte viscosa" pocos años después) también un cierto canto del cisne del fantaterror hispano, que en esos años vivió sus últimos coletazos con películas como "Latidos de pánico" de Naschy o "Atrapados en el miedo" del recientemente fallecido Carlos Aured.

4 comentarios:

La abadía de Berzano dijo...

Lo primero, darte la enhorabuena por tu blog. Otro sitio más donde perder el tiempo, en lugar de trabajar... :P

En cuanto a la película, a mi no me parece tan buena, la verdad, aunque reconozco que el slasher no es lo mio. Además, la escena final siempre me ha sacado de mis casillas. Con todo, como todas las películas de mi admirado Piquer Simón, es bastante simpátiquilla, aunque yo prefiera sus películas de aventuras juveniles.

Tyla dijo...

Yo de sus pelis de aventuras sólo he visto "Misterio en la isla de los monstruos". ¿Hay alguna más en la mula? Me suena haber buscado algo, pero sin mucha suerte.

Por cierto, no sé si tú tendrás algún dato al respecto, pero ¿hasta qué punto "Escalofrío" es de Juan Piquer o de Carlos Puerto? Lo digo porque en la IMDB aparece Piquer como director sin acreditar, además de que algunos de los técnicos son habituales del cine de Piquer. Y de hecho, viéndola hace unos meses me recordaba un huevo a la propia "Mil gritos..." en algunos momentos.

La abadía de Berzano dijo...

Busca "Viaje al centro de la Tierra", que tiene que estar. "Los diablos del mar" es bastante chunguilla de conseguir (aunque si la quieres yo la tengo), y de las últimas que hizó, no me extrañaría nada que rularan por la mula.

En cuanto a lo que me comentas de "Escalofrío", ¿qué pasa, es que no te leíste la reseña con la que me desvirgue en Pasadizo? Ahí hablo de eso... pero si estas vago, te lo pongo por aquí. ;)

Tyla dijo...

Vaya, pues ya buscaré más y mejor, a ver si encuentro algo.

Y la reseña ya me la repasaré, no te preocupes. Igual la leí cuando aún no había visto la peli y por eso no me llamó tanto la atención.

Ya te contaré.