jueves, 20 de noviembre de 2008

"Caltiki, el monstruo inmortal", de Riccardo Freda


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Caltiki, Il Mostro Immortale"/ Dirección: Riccardo Freda/ Guión: Filippo Sanjust/ Producción: Sam Schneider y Bruno Vailati/ Fotografía: Mario Bava/ Montaje: Salvatore Billitteri/ Música: Roberto Nicolosi y Roman Vlad/ Efectos Especiales: Mario Bava/ Reparto: John Merivale, Didi Perego, Gérard Herter, Daniela Rocca, Giacomo Rossi-Stuart, Daniele Vargas, Vittorio André, Nerio Bernardi, Arturo Dominici. Italia-USA, 1959. B/N. 73'

Aún sin acreditar, también Mario Bava participó en la dirección de esta película, además de encargarse de la dirección de fotografía y de los efectos especiales (ahí es nada, con la "colaboración"). Un filme absolutamente delicioso, con numerosos ingredientes que lo convierten en algo especial.

En primer lugar, porque si algo tenían de característico los grandes creadores italianos de la segunda mitad del siglo pasado era su personal y genuino estilo. Bava y Freda crearon unas formas perfectamente definidas y reconocibles, que paralela y posteriormente retomaron los Argento, Margheriti, Avati y sucesivos discípulos/imitadores.

Pero en este caso, "Caltiki" podría asociarse a la corriente del cine de ciencia ficción más prototípico facturado en los USA durante la década de los cincuenta. Aquellas obras ingenuas y netamente integradas en la serie B de gente como Robert Wise, Jack Arnold y muchos otros. Al menos, en un principio.

Sin embargo, no nos confundamos. Si vamos con la idea de que el filme de Freda entra de lleno en aquellos esquemas, sin añadir nada distinguible o propio, nos encontraremos con una sorpresa. Y de lo más agradable. Una sorpresa sobretodo en cuanto a la puesta en escena y la fotografía, ambas exquisitas y encantadoramente sugerentes.


Eso sí, el argumento no deja de ser una suma de lugares más o menos comunes de aquella clase de productos. Unos arqueólogos que investigan en unos yacimientos mayas se toparán con un descubrimiento de lo más aterrador y gelatinoso, que se les irá de las manos, sembrando el terror.

Es fácil reconocer referencias a los fungosos mundos de Lovecraft, sobretodo en la naturaleza de la criatura, que aunque presente una apariencia más o menos vulgar (podría ser perfectamente un tipo recubierto con una manta, moviéndose espasmódicamente), Freda se las ingenia para convertir todo ese aparato escénico en una suma de secuencias sugerentes y con todo su sello de pergeñador de imágenes impactantes, sacando el máximo provecho de las exóticas localizaciones, decorados y sombras, con su exquisito blanco y negro.

Y ello es así sobretodo porque Don Riccardo no se centra únicamente en el monstruo, a la hora de otorgar fuerza a los planos, como sí solían hacer la mayoría de artesanos de la Serie B estadounidense, sino que el director italiano es asimismo de lo más cuidadoso con la atmósfera y el dibujo de un clima sombrío y perturbador. Al fin y al cabo, el goticismo exacerbado de "El horrible secreto del Dr. Hichcock" no iba a tardar demasiado en llegar y "Los Vampiros" estaba reciente.

Ni un reparto artísticamente limitado, sin figuras de primer nivel, ni la mencionada vulgaridad de la trama, echan al traste el encanto de esta propuesta, tan apta para los amantes de la ciencia ficción "con monstruo" clásica, como para los fans del horror transalpino más característico.


En realidad, si somos estrictos a la hora de describir lo que "Caltiki, el monstruo inmortal" ofrece al espectador, habría que decir que se halla notoriamente más cerca de la brillante saga de Quatermass, que del cine de Bert I. Gordon o de Nathan Juran. Sobretodo por la riqueza visual. No podía ser menos, tratándose de una suma de talentos como los de Freda y Bava. Los dos auténticos Padrinos del terror italiano más excelso.

4 comentarios:

ATXEIN dijo...

Pues esta la tengo pendiente¡¡¡ Y ni se el porque...XDDD

Haber si la hago un hueco que siempre lei buenas críticas, pero es que siempre hay tanto, bueno, malo o casposo por ver que claro..XDD

Saludos¡¡

La abadía de Berzano dijo...

¡He regresado! ...aunque no se por cuanto tiempo...

Pues bastante de acuerdo con tu opinión, aunque como ya comenté en la reseña que escribi de ella, creo que esta algo descompensada. La primera mitad es simple y llanamente deliciosa, pero a partir de que los protagonistas se trasladen a la ciudad, se vuelve algo rutinaria en su desarrollo, siguiendo punto por punto la trama del primer Quatermass, aunque en honor a la verdad tampoco esta parte carezca de cierto encanto.

El Abuelito dijo...

La vi hace tiempo en malas condiciones de imagen; la tengo por revisitar, recién bajada, en copia perfecta. Ganas me han entrado de verla, al leer su reseña.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Sera cuestión de conseguirla y echarle un revisado. Margueritti tiene cosas altamente interesantes.

Saludos!!