domingo, 18 de mayo de 2008

"Alien Vs. Predator II", de Colin y Greg Strause


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Alien Vs. Predator-Requiem"/ Dirección: Colin y Greg Strouse/ Guión: Shane Salerno/ Producción: John Davis, David Giler y Walter Hill/ Fotografía: Daniel Pearl/ Montaje: Dan Zimmerman/ Música: Brian Tyler/ Efectos Especiales: Alec Gillis y Tom Woodruff Jr./ Reparto: Steven Pasquale, Reiko Aylesworth, John Ortiz, Johnny Lewis, Ariel Gade, Kristen Hager, Sam Trammell, Robert Joy, David Paetkau, Tom Woodruff Jr., Ian Whyte, Chelah Horsdal. USA. 2007. COLOR, 101'

Si partimos de la base que supone el currículum de los dos hermanos que firman esta secuela, podemos hacernos una idea de por dónde van los tiros. Colin y Greg Strause son, básicamente, técnicos de efectos visuales, con una trayectoria bastante prolongada, pese a su juventud. Y también han dirigido videoclips. Como digo, pocos datos más hacen falta para hacerse una idea del tono que presenta el filme del que hablamos.

Hace tres años, el primer enfrentamiento entre estos iconos del fantástico moderno suscitó reacciones bastante encontradas. Hubo una mayoría (me atrevería a decir) para los que se trataba de un bodriete en toda regla. Para otros fue un entretenimiento digno. Y para algún otro, entre los que me cuento, supuso un producto más que aceptable. Con un sano pelaje de Serie B, resuelto con imaginación y razonable buen gusto. Siempre teniendo muy presentes, como nunca me canso de repetir, las pretensiones de obra perecedera y que en ningún caso pretendía hacer auténtica sombra a los filmes de Scott, Cameron o McTiernan, entre otros.

En ese sentido, ante la idea de una secuela como ésta, tanto quienes nos lo pasamos bien con la anterior, como quienes abominaron de ella, ya íbamos perfectamente avisados de lo que podíamos encontrar. Aún así, no voy a negar que me he llevado un chasco cuanto menos mediano, siendo generoso.


En primer lugar, no me parece que el cambio de escenario de la "batalla" en cuestión, les haya sentado demasiado bien ni a las criaturas alienígenas ni a la propia película. El escenario claustrofóbico de la anterior película, otorgaba una mayor dimensión de exotismo e inquietud, que la decisión de trasladar la acción al ámbito de una pequeña población estadounidense, que supone un carácter más rutinario y (aunque suene paradójico) menos verosímil.

Del mismo modo, aunque es obvio que casi nada cabe esperar de las (por otro lado) inevitables subtramas "humanas" que atañen a los personajes, en esta segunda están tan poco revestidas de interés del mismo modo que son tan manidas y previsibles, que tampoco contribuyen ni a la más mínima identificación por parte del espectador, ni a mantener la tensión narrativa. ¿Y los actores? Pues bueno, más o menos igual de grises que los bichos.

Eso sí, cuando ya nos introducimos de lleno en los aspectos puramente fantásticos y de acción, la película es razonablemente generosa. Hay acción, efectos a mansalva (bastante aceptables, todo sea dicho) y no puede decirse que la sensación final sea la de fiasco total y absoluto. De todos modos, no quisiera dejar de apuntar el fastidio que supone que prácticamente todo ocurra de noche, con lo que ello supone de falta parcial de visibilidad y de apreciación de la auténtica dimensión del trabajo visual y de efectos, tras esa referida e innegable buena apariencia. Del mismo modo, también chirría la manera en que la trama está resuelta de una forma, cuanto menos, poco trabajada. No da la sensación de haber supuesto un dolor de cabeza demasiado grande para los artífices del filme. Lo diremos así, para ser diplomáticos. Aquí me remito al primer comentario de la reseña, acerca del origen de los responsables de la peli.

Con todo ello, cuando aparecen los títulos de crédito (tras el recurrente epílogo inquietante) puede bastante más el peso de los argumentos en contra que el de los argumentos a favor. Todo lo de innecesaria y prescindible que se le achacaba a la primera por parte de quienes no se lo pasaron bien con ella, lo veo mucho más reflejado en ésta.


Si a todo ello se añade que el factor sorpresa y/o curiosidad ya parece definitivamente agotado, pues casi que por mí se ahorren una tercera tentativa. Al menos, si va a seguir en esta misma línea rutinaria e insatisfactoria. Esta "Alien Vs. Predator II" más que una serie B simpática, parece una serie A mala. Lo cual siempre es muchísimo peor.

5 comentarios:

Quimerico Inquilino dijo...

Pues que lástima. La primera, contra todo pronóstico, resultó ser un producto de entrenimiento muy digno y bien pensado. Pero claro, tanto va el cántaro a la fuente...
Gracias por tu comentario. Me avisa ya sobre lo que voy a ver...
Saludos!

Dr. Eric Vornoff dijo...

No me gustó nada esta segunda parte, qué horror (y que aburrimiento).
Un saludo.

ATXEIN dijo...

No me fio nada.. la primera me defraudo profundamente debido a la importancia de los humanos, que realmetne deberian valer como entretenimiento de los Aliens.. y si esta no mejora este punto..

Vuelven a salir de la manita un alien y un humano?? Porque ya es el colmo¡¡

Aùn asi la verè seguramente..si es que como nos va la marcha..XDD

Tyla dijo...

Pues si no te gustó la primera, yo me lavo las manos sobre lo que te pueda parecer ésta. Queda bajo tu exclusiva responsabilidad, jaja!!

ATXEIN dijo...

Jajaja, pero acaban de la manita otra vez??

Es que tengo un amigete que quiere verla, y coño pa verla acompañado..sino seguramente la quite al rato y vea algo de caspa que me tira màs..jajaja

Ya te dirè cuando la vez..