miércoles, 28 de mayo de 2008

"Deranged", de Jeff Gillen y Alan Ormsby


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Deranged"/ Dirección: Jeff Gillen y Alan Ormsby/ Guión: Alan Ormsby/ Producción: Peter James, Tom Karr y Bob Clark/ Fotografía: Jack McGowan/ Música: Carl Zittrer/ Maquillaje: Jerome Bergson, Alan Ormsby y Tom Savini/ Reparto: Roberts Blossom, Cosette Lee, Leslie Carlson, Robert Warner, Marcia Diamond, Brian Smeagle, Arlene Gillen, Robert McHeady, Marian Waldman, Jack Mather, Micki Moore y Pat Orr. USA-Canadá. 1974. COLOR, 81'

Otra de esas películas "pequeñas", pero que, como suele ocurrir en muchas ocasiones, hace de su modestia, la mejor de las virtudes. Y no será porque el tema que trata resulte original o novedoso, ni se hayan hecho otras aproximaciones al asunto. Se trata de los avatares del célebre asesino, taxidermista, caníbal y necrófilo Ed Gein.

La historia de Gein se ha contado de muy diversas formas. Tanto a partir de tratamientos fieles a la realidad de lo que fue su espantosa vida, como con acercamientos tangenciales a su figura. Podríamos citar como las tres más célebres: "Psicosis", "La matanza de Texas" y "El silencio de los corderos". Curiosamente, se trata de tres películas que no se caracterizan por una gran fidelidad, sino que más bien, como comentaba, constituyen variaciones sobre alguno de los aspectos del personaje, versátil (en el peor de los sentidos) donde los haya y que, por tanto, permite múltiples variantes.


Sin embargo, "Deranged" sí es un retrato bastante más aproximado a lo que fue la figura real del paleto asesino, aunque se le cambie su verdadero nombre por el de un inexistente Ezra Cobb. Esa aproximación se ve reforzada por el modo en que los dos cineastas Gillen y Ornsby (en éste su primer y único filme juntos) nos cuentan la historia. Con la presencia de un pretendido periodista que no sólo es testigo directo de lo que ocurre, sino que en algunos momentos se introduce de lleno en la acción. A título personal, no es una opción narrativa que me parezca del todo acertada, por cuanto lejos de otorgar verosimilitud, más bien produce un efecto distanciador, al romper la continuidad. En ese sentido, pienso que resta más de lo que suma.

En todo caso, tanto la caracterización de Gein, como la forma en que se desenvuelve y se relaciona con los otros personajes, son puntos fuertes de la peli. Lo mismo que una ambientación y un tono no exageradamente sórdidos (más bien coloristas), pero sí lo suficientemente incómodos. Con secuencias largas y contenidas, extensos silencios llenos de inquietud, etc. Sin olvidar una referencia a las buenas labores de maquillaje, que por añadidura supusieron el debut del gran Tom Savini.

Llama la atención un cierto toque humorístico, que sin embargo le va muy bien tanto a la peli en sí, como al propio personaje principal. No hay que olvidar que su aspecto externo es necesariamente el de un cateto de la América Profunda. Y eso por fuerza resulta hilarante. Siempre desde el punto de vista del humor negro, claro. En cambio, lo que no me parece del todo conseguido es la forma en que se nos presenta a la madre. Posee un aspecto en exceso amigable y bondadoso. Cosa que, en el momento en que pasa a mejor vida, la convierte en un cadáver más simpático que aterrador. En ese punto, creo que a Gillen y Ormsby se les va un pelín la mano, con la jocosidad.

Por lo demás, tal vez se echa en falta una mayor extensión, puesto que el personaje da para muchísimo. De cualquier forma, casi siempre es mejor pecar por defecto que por exceso. Y en este caso, como ha quedado dicho, el retrato de Gein queda bien plasmado, que es lo importante.


En definitiva, una buena muestra de horror setentero, muy válida como aproximación al controvertido psychokiller, que no deja de ser uno de los máximos exponentes de la American Gothic. Aunque tal vez, aún a día de hoy, esté por hacer el "monumento cinematográfico" definitivo a su horripilante figura, puesto que el de Chuck Parello en el año 2000 tampoco acabó de ser todo lo lucido que cabía esperar.

2 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

La versión más desconocida de las andanzas del señor Gein, pero sin duda una de las mejores. Estupenda reseña.

Saludos!!

darkerr dijo...

Que maravilla, me gustó esta pelicula, un buen retrato del asesino tipo Ed Gein, historia sencilla pero enfermiza, que incomoda con tan poco. Muy buena critica. Saludos¡¡