martes, 13 de mayo de 2008

"La noche de los demonios 2", de Brian Trenchard Smith


FICHA TÉCNICA:

Título Original: "Night of the Demons 2"/ Dirección: Brian Trhenchard Smith/ Guión: Joe Augustyn y James Penzi/ Producción: Henry Seggerman/ Fotografía: David Lewis/ Montaje: Daniel Duncan/ Música: Jim Manzie/ Efectos de maquillaje: Joel Harlow/ Reparto: Cristi Harris, Darin Heames, Robert Jayne, Merle Kennedy, Amelia Kinkade, Rod McCary, Johnny Moran, Rick Peters, Jennifer Rhodes, Christine Taylor, Zoe Trilling. USA. 1994. Color, 94'

Algo tardía y ya por completo integrada en la década siguiente, llegó la primera de las secuelas del filme de Kevin Tenney, característica pieza ochentera, comentada unos días atrás.

Una secuela muy digna (de una película artísticamente limitada, tampoco lo olvidemos) que recupera a una Angela ya "demonizada" por completo y que sigue un esquema muy similar al de su predecesora.

Sin embargo, encontramos algún elemento de carácter novedoso, como la presencia de dos religiosos (cura y monja) que acompañan en la narración a los jóvenes protagonistas. Un añadido simpático, que sirve para darle un nuevo aire a la trama, acentuando si cabe el humorismo ya presente en la anterior. Otra novedad la constituye la propia hermana de Angela, como otro personaje más, a modo de bicho raro del grupo.

Asimismo, el hecho de que Angela esté ya del todo establecida como "la mala" de la función, le otorga a la obra una dimensión algo distinta.

Por lo demás, se mantiene el buen nivel de los efectos especiales, aunque tal vez se eche un poco en falta algo de la atmósfera del tramo inicial de la primera.


Trenchard Smith, cineasta con un cierto bagaje (más cuantitativo que cualitativo) aprovecha casi todos los hallazgos ya conocidos en el guión de Joe Augustyn (que repite en ésta), como la utilización de la música, un nivel de voltaje erótico bastante aceptable, amén de guiños evidentes a los seguidores de la primera, como ese pintalabios que vale para casi todo, excepto para pintar labios. Pintalabios que vendría a hacer aquí el mismo papel de talismán que las bolas con pincho de la saga "Phantasma", por establecer un paralelismo con otro objeto peculiar e iconográficamente reconocible.

Puesto que la trama resulta muy básica y no presenta grandes complicaciones, seguramente lo que más cabe destacar aquí, además de la buena factura ya mencionada de los efectos, es que nos hallamos ante un filme entretenido, dinámico y que no pierde comba con respecto a su predecesor, tanto en lo que atañe a una truculencia bastante generosa, como al hecho de que en todo momento sea una obra autoconsciente.

Mientras muchas secuelas pretenden ahondar en cuestiones que a la postre interesan poco, o bien variar radicalmente lo mostrado anteriormente, naufragando en el intento, "La noche de los demonios 2" sabe seguir la senda de la primera parte, sin hacerse repetitiva ni cansina. Algo sin duda más fácil, cuando se da la circunstancia de que en ese primer episodio, lo más destacado era la frescura y el desenfado de que hacía gala, sin renunciar a una apariencia más que digna.


Por lo tanto, aprobado para esta secuela que seguro no decepcionará a quienes disfrutasen con la de Kevin Tenney y que posee las mismas virtudes y limitaciones de aquélla. En todo caso, suficiente para que Amelia Kincade repitiese en una tercera y se encasillase en ese personaje, antes de recluirse en su casa y hacerse psicóloga de animales (!).

4 comentarios:

ATXEIN dijo...

Me alegro que te haya gustado¡¡

De esta siempre recordarè el numerito de Àngela bailando en plan eròtico encima de una mesa en la fiesta una canciòn de los Morbid Angel¡¡¡

Igor Von Slaughterstein dijo...

Tienes razón en lo de "Los Otros" y de hecho comento que me parece muy buena peli. Por ejemplo, "El Orfanato" si me parece mucho más deudora no solo de "Suspense" sino de al menos cinco películas más, como ya comenté en La Abadía de Berzano.

Saludos!!

Tyla dijo...

Estamos de acuerdo.

"El orfanato", todo y no ser una mala película, sí suena a batiburrillo de influencias. Y no sólo a nivel argumental, sino la propia estructura del guión tiene ese carácter demasiado efectista que casi se ha convertido en un mal endémico del cine actual. Y para una narración que pretende ser de tono clásico, eso sobra.

Dicho todo lo cual, formalmente está muy bien hecha.

La abadía de Berzano dijo...

Si, yo los peros que mas le veo a "El orfanato" residen en su guión, que de tanta influencia resulta de lo más manido y previsible. La dirección de Bayona me parece bastante loable, que sacar algo decente de ese texto, tiene mucho mérito.