sábado, 3 de mayo de 2008

"Los monstruos invaden la Tierra", de Ishiro Honda


FICHA TÉCNICA:

Título Original: "Kaiju Daisenso"/ Dirección: Ishiro Honda/ Guión: Shinichi Sekizawa/ Producción: Tomoyuki Tanaka/ Fotografía: Hajime Koizumi/ Montaje: Ryohei Fujii/ Música: Akira Ifukube/ Efectos especiales: Eiji Tsuburaya/ Reparto: Akira Takarada, Nick Adams, Jun Tazaki, Akira Kubo, Kumi Mizumo, Keiko Sawai, Yoshio Tsuchiya, Takamaru Sasaki, Gen Shimizu, Kenzo Tabu, Yoshifumi Tajima. Japón, 1965. Color. 94'

Una variación tan chispeante como kitsch es la que nos ofrece esta "Monster Zero", como se la conoce en el mundo anglosajón. Una vez Godzilla ya está lo suficientemente aposentado en el universo nipón, se hace necesario sacarlo de su hábitat usual, trasladarlo a otros planetas, junto a su amiguete Rodan (en delirante viaje a bordo de una burbuja arrastrada por un platillo volante) y tomar parte activa en la conspiración alienígena que pretende someter a los terrícolas, tras la falsa premisa de luchar contra el tricéfalo Gidorah.

Para darle aún más colorido al asunto, entre los protagonistas encontramos al estadounidense Nick Adams, con su flamante (casi flambeante) cabellera rubia, contrastando con el resto de personajes de ojos rasgados. Un Nick Adams que, por cierto, moriría pocos años después por sobredosis de drogas.

Pero aquí estamos en territorio lúdico y lo que interesa es destacar el carácter vitalista y jocoso del filme, disfrutable y entretenido. En el que la trama, otras veces anecdótica, cobra más fuerza que en ocasiones precedentes y las luchas entre los monstruos no son tan importantes. De hecho, se llega a los últimos minutos del filme con la sensación de que estos son más personajes secundarios que auténticos protagonistas.


Los efectos especiales tienen el aspecto cutre que cabe esperar, pero sí se advierte una sensible mejoría con respecto a las primeras películas. Y la variación de escenarios resulta también un agradable cambio, especialmente en lo que atañe al Planeta X y su apariencia cenicienta.

Digo que la trama está más elaborada que otras veces, pero sin embargo adolece de los típicos vacíos más o menos inexplicables, como sin ir más lejos el hecho de que los extraterrestres engañen a los terrícolas haciéndoles creer que necesitan a Godzilla y a Rodan para derrotar a Gidorah, mientras por contra se advierte cómo son perfectamente capaces de aislar a los dos primeros en las mencionadas burbujas transportadoras. Decididamente no, los guiones de la saga Godzilla no los firma David Mamet.

Aún así, esa presencia de elementos característicos de la CF más clásica (e ingenua) convierten a esta "Los monstruos invaden la Tierra" en una delicia que parece directamente salida de la serie B estadounidense, más que del imaginario nipón, aunque haya un bonito equilibrio entre la primera y el segundo.

Con todo, como ha quedado dicho, una de los episodios más divertidos de la saga, con los bichos moviéndose a sus anchas (un Godzilla especialmente payaso) y todo el universo kaiju eiga desplegando al máximo sus encantos.