jueves, 29 de mayo de 2008

"Diary of the Dead", de George A. Romero


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Diary of the Dead"/ Dirección y guión: George A. Romero/ Producción: Sam Englebardt, Peter Grunwald, Ara Katz y Art Spigel/ Fotografía: Adam Swica/ Música: Norman Orenstein/ Montaje: Michael Doherty/ Efectos Especiales: Mark Ahee y Gregory Nicotero/ Maquillaje: Andy Schoneberg/ Reparto: Joshya Close, Scott Wentworth, Michelle Morgan, Joe Dinicol, Shawn Roberts, Amy Ciupak Lalonde, Philip Riccio, Megan Park, Chris Violette, Tatiana Maslany, Martin Roach, Boyd Banks, George Buza, Janet Lo. USA. 2007. COLOR, 91'

La ¿última? entrega del padrino de los zombies constituye una mejora con respecto a la anterior, la cochambrosa "La Tierra de los muertos vivientes". Lo cual tampoco es decir mucho, si tenemos en cuenta el ínfimo nivel de aquélla. Pero sí es indudable una recuperación en cuanto al tono narrativo, a pesar de lo anecdótico de la trama que Romero nos presenta esta vez: una serie de personajes que huyen de la recién declarada amenaza en forma de cadáveres ambulantes. Y ahí termina todo argumento, que no busca (ni necesita) establecer relaciones con las anteriores películas.

Como novedad principal, el cineasta neoyorquino se suma a la actual moda de contar las historias cámara en mano, al modo amateur, encargando así el punto de vista de la misma a los propios personajes. No deja de ser curioso y por qué no decirlo, un poco triste, que alguien que una vez fue precursor dentro del género, se vea ahora arrastrado por las corrientes imperantes.

De todas formas, en descargo de Romero, hay que decir que ha sabido crearse un buen subterfugio a la hora de justificar su elección. Todo ese hipotético mensaje de desesperanza y pesimismo que transmite el filme, es la disculpa ideal para otorgar a los personajes la responsabilidad de ser ellos mismos quienes quieran ver las cosas a través de su propia mirada, no a través de las miradas ajenas (de medios de comunicación, autoridades, etc.) que pretenden imponer su interesada perspectiva sobre las cosas. Y así, del mismo modo que se justifica el modo de narrar, deja patente la idea que sostiene la película.


Todo lo cual, no nos engañemos, no es más que un escenario. Un telón de fondo. Porque lo que de verdad interesa, tanto al propio Romero, como a los espectadores, es ver a los zombies haciendo de las suyas y a los protagonistas pasarlas canutas. Esto no es terror "con mensaje". Ni quiere serlo en ningún momento, en realidad. En ese sentido, difícilmente defraudará la cantidad y calidad de sustos, secuencias sangrientas, momentos impactantes y angustiosos, etc.

A pesar de ello, como se ha dicho, se echa en falta una mayor consistencia en el guión. Y es que prácticamente todo es una carrera continua, sin desarrollo de personajes que nos permitan identificarnos con ellos mínimamente.

Eso sí, hay espacio para alguna que otra coña marinera, como una secuencia con un "amish", que constituye un gag humorístico en toda regla. O la sarcástica alusión (indirecta) a las actuales tendencias del género que otorgan a los zombies o infectados una velocidad endiablada, a diferencia de las clásicas formas instauradas por el propio Romero.

A destacar también el ritmo, adecuadamente vivo, haciendo que el filme transcurra ligero y muy entretenido.

Otro capítulo siempre importante, como es el de los efectos especiales y de maquillaje, se resuelve asimismo con buena nota. No hay abuso de "lo digital" ni planos deliberadamente obtusos que impidan observar la verdadera calidad de esa parte del trabajo creativo. Seguramente es de los pocos rasgos que todavía son seña de distinción de cineastas como Romero, que permiten situarle a él y a sus productos por encima de la media (sobretodo si tenemos en cuenta el nivel de la media, claro). En ese sentido, los zombies "romerianos" han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, con un aspecto actual, pero sin perder su capacidad de suscitar mal rollo.


Así pues, filme que es aconsejable observar con las menores referencias al pasado posibles (toda comparación con la trilogía primigenia resulta absurda) pero que al menos consigue borrar en parte el mal sabor de boca que nos dejó "La Tierra de los muertos vivientes" y, en general, las últimas obras del que, al fin y al cabo, quedará para la historia como el impulsor y máximo exponente del cine de terror en su variante muertos vivientes.

6 comentarios:

La abadía de Berzano dijo...

Da gusto leer por fin a alguien que no la ponga por los suelos, aunque no este muy de acuerdo con mucho de lo que dices, aunque como siempre este estupendamente expresado. ;)

Para mi la intención de Romero si es dar cierto mensaje, pero creo que mucha gente se ha quedado solo en lo evidente y no ha querido o sabido ir más allá de lo que plantea. No es que su crítica vaya dirigida únicamente a los mass media, como he leido cientos de veces por ahí, si no de lo que nos habla es de la subjetividad total que tiene cualquier noticia, por muy imparciales que tratemos de ser.

Por otro lado, no creo que sea tanto una película DE zombis, sino CON zombis. George se aprovecha de ellos para contar la historia que realmente le interesa, que es mostrar los primeros momentos y efectos secundarios de una catástrofe de estas características.

Ah, y a mi si se me hizo un pelín larga, aunque lo achaco a la forma de estar grabada.

Pero bueno, esto es lo bonito, ¿no?, que pese a que a los dos nos ha gustado, cada uno la vea de una forma tan distinta.

Tyla dijo...

Bueno, es que de hecho, en todas las anteriores pelis ya quedaba bastante claro que a Romero le interesa tanto la temática zombie propiamente dicha, como el comportamiento del ser humano en circunstancias límites.

Pero en ese terreno, la que más brillaba era la segunda de la trilogía, bajo mi punto de vista. En ésta, apenas hay reflejado nada de todo eso.

Y sin estar en desacuerdo del todo sobre lo de "con" o "de" zombies, yo me quedo más con lo segundo, porque creo que cuantas más lecturas "sesudas" se le busquen a la peli, más tiene todas las de perder.

La abadía de Berzano dijo...

Pues mira, precisamente "Zombie" es la que menos me gusta de la trilogía original.

En cuanto a tu último parrafo, casi que te doy la razón... ;)

Tyla dijo...

Es curioso, a mí la que menos me gusta de la trilogía es la primera, que es la que ha permanecido como "clásico".

De todas formas, las tres me encantan. :)

darkerr dijo...

Esta pelicula la veo hoy que la estrenan por aqui, a mi me gustó "La tierra de los muertos", que pues si, esta por debajo de la trilogia original, pero me entretuvo lo justo, que hasta la he visto varias veces. Ya veremos que tal este nuevo film. Saludos¡¡¡¡

La abadía de Berzano dijo...

Hombre, a mi "La tierra de los muertos vivientes" como película de acción, que es lo que es en realidad, me parece entretenida, pero creo que en su valoración pesa mucho que venga firmada por Romero...

Y Tyla, de la trilogía original, aunque de pequeño me daba mucho miedo la primera, creo que a día de hoy me quedaría con "El día..."