domingo, 17 de agosto de 2008

"La noche de los muertos vivientes", de Tom Savini


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Night of the Living Dead"/ Dirección: Tom Savini/ Guión: John A. Russo y George A. Romero/ Producción: John A. Russo/ Fotografía: Frank Prinzi/ Montaje: Tom Dubensky/ Música: Paul McCoullough/ Efectos Especiales: Matt Vogel/ Reparto: Tony Todd, Patricia Tallman, Tom Towles, McKee Anderson, William Butler, Katie Finneran, Bill Moseley, Heather Mazur, David W. Butler, Zachary Mott, Pat Reese. USA, 1990. Color. 85'

Pese a que a lo largo de los últimos años estamos inmersos en plena fiebre de remakes, estos no son patrimonio del siglo XXI. Y aunque la célebre saga de Romero se ha visto alargada y revisada constantemente con secuelas y remakes, el de Tom Savini sobre la primera y original obra de la saga, brilla con luz propia. No en vano Savini es uno de los artífices directos de la buena factura de dicha saga, gracias a su inmenso talento en las tareas de maquillaje. Y aquí demuestra por encima de todo un tremendo respeto por la película original. Algo básico en cualquier remake que se precie, aunque no siempre se tiene en cuenta.

Acerca de la trama, poco diremos, puesto que es sobradamente conocida. La llegada de los dos hermanos al cementerio de una aislada población de la América Profunda a visitar la tumba de su fallecida madre, viéndose sorprendidos por el terrorífico ataque de un zombie. La chica conseguirá escapar y refugiarse en una casa aparentemente deshabitada, donde coincidirá con una serie de personajes que asimismo son asediados por la plaga de muertos vivientes desde el exterior. A partir de ahí, se establecerá una feroz batalla por la supervivencia.

Los cambios sobre el original son mínimos, pero sin embargo perfectamente justificados y resueltos con indudable elegancia. Por ejemplo el final. Aquel final desolador e inesperado de 1968 ya no tenía demasiado sentido en 1990, cuando todo el mundo lo conocía. De ahí que Savini opte por cambiar las circunstancias de dicho desenlace, pese a mostrar iguales rasgos de oscuridad y amargura. Es decir, que consigue mantener la sorpresa.


La película muestra algunos aspectos muy interesantes. Por ejemplo ver hasta qué punto el color era capaz de sostener la atmósfera malsana y opresiva del filme primigenio. Qué duda cabe, que por ejemplo en el capítulo de maquillaje, Savini no decepciona, pese a que en esta ocasión delegue en tales labores. Sus zombies de los noventa son perfectos. Presentan un aspecto realista y terrorífico. Del mismo modo, la fotografía de Frank Princi es notable, sin planos supefluos, ni efectismos gratuitos.

En el capítulo interpretativo encontramos otro de los mayores puntos de interés. La presencia de un Tony Todd al que pocas veces hemos tenido ocasión de ver del lado de los buenos, mostrando su talento para algo más que para crear personajes oscuros y terroríficos. Aquí lleva el mayor peso de la narración con enorme fiabilidad, erigiéndose en un más que digno Ben, tras aquella inolvidable interpretación de Duane Jones.

Otro rasgo muy conseguido del remake es el más que aceptable nivel de tensión que se establece entre los personajes, en el interior de la casa. En algunos momentos, la acción adquiere tintes casi teatrales, gracias a un muy buen tono interpretativo del reparto. Con mención especial para Tom Towles, que consigue hacerse realmente odioso. Cosa que permite que la narración no tan sólo se apoye en la presencia de los zombies, ni en los momentos de sanguinolencia.

Total, que independientemente de que se trate de "remakear" una de las obras maestras del cine fantástico, Savini consigue un producto absolutamente digno, de considerable factura, aún dejando de lado al original. Su "La noche de los muertos vivientes" es una obra valiosa en sí misma. Que posiblemente no ha tenido demasiada trascendencia a causa de la ingente cantidad de secuelas y revisiones que se han perpetrado sobre la serie original de filmes de Romero. Un Romero que, nunca me cansaré de decirlo, tendría que haberlo dejado correr después de su "El día de los muertos", puesto que la trilogía conformada por "La noche...", "Zombie" y "El día..." era más que suficiente.


En ese aspecto, el remake de Savini podría haber quedado como un complemento más que digno para la trilogía, sin necesidad de más. Con especial mención para las últimas aproximaciones del propio Romero, que lindan con lo patético. Seguramente dicha circunstancia le hubiese otorgado al remake un reconocimiento merecido que hoy en día no parece tener. En todo caso, una película que debería haber servido de ejemplo para lo que deben ser los remakes.

4 comentarios:

Quimerico Inquilino dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Un más que digno remake que no tiene el reconocimeinto que se merece, por todas las razones que apuntas.
Un saludo!

....GooNie.... dijo...

No la he visto...y el cine de terror está entre mis favoritos.
Aunque reconozco que lo que más me gusta es el estilo sangriento de Braindead.
Saludos!!!

darkerr dijo...

Muy digno remake, extraño que Savini no se haya animado a realizar mas peliculas, al menos no le he visto otra.

ATXEIN dijo...

De los poquìsimos remakes que cumplen y con creces, sabiendo dar un toque original y encima tratàndose de una pieza de culto. Yo personalmente JAMAS habria realizado este remake y si algo en la lìnea, pero hay que reconocer que es una cinta formidable, las cosas como son.