jueves, 21 de agosto de 2008

"Obsesión maternal", de Isaac Webb


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "First Born"/ Dirección y Guión: Isaac Webb/ Producción: Rick Schwartz y Lemore Syvan/ Fotografía: Alejandro Martínez/ Montaje: John Gilroy/ Música: John Frizzell/ Efectos Especiales: Jeff Brink/ Reparto: Elisabeth Shue, Steven MacIntosh, Kathleen Chalfant, Khani Alexander, Anne Wolf, Blair Brown, Philip V. Carusso, Matt Dickinson, Mia Dillon, Julian Gamble, Jared Grimes, Tim Hopper. USA, 2007. Color. 94'

Ante todo, vaya por delante que siempre es un placer reencontrarnos con Elisabeth Shue. Una actriz que no ha tenido demasiada suerte, después de aquellos inicios dorados en la cantera juvenil de los ochenta y películas como "Karate Kid" o "Aventuras en la gran ciudad" y su posterior puesta de largo en obras e interpretaciones del calibre de la de "Leaving Las Vegas" o junto a Woody Allen en "Desmontando a Harry".

Una vez dicho esto, ese reencuentro será lo único positivo que podremos decir de una película como "Obsesión maternal". Auténtico engendro (aborto, más propiamente) que no resiste el más mínimo análisis.

No es la primera vez que se retrata el miedo y los conflictos interiores de las mujeres en relación a la maternidad. Con la aparición de las inseguridades, el aislamiento, etc. Recientemente recuerdo otra historia, algo más afortunada que ésta (aunque no mucho más) con Julianne Moore llamada "Misteriosa obsesión". De obsesiones va la cosa.

Y lo cierto es que el tal Isaac Webb parece talmente obsesionado en evidenciar su tremenda torpeza como cineasta. A fe que lo consigue. Desde el arranque del filme, en el que sin venir a cuento, el personaje principal (Shue) ya empieza a experimentar cosas raras, en relación con madres y bebés. Cosas raras que luego será ella misma quien las viva en carne propia. Desde ese arranque, como digo, Webb se empeña una y otra vez en epatar a toda costa, a base de secuencias repletas de efectismos gratuitos en el marco de una trama poco menos que inexistente.


No hay rastro de explicaciones que nos sitúen en antecedentes del argumento. No sabemos en ningún momento por qué la protagonista vive lo que vive. No hay evolución ninguna en la historia, ni en la protagonista. Lo único que encontramos es un tono y una puesta en escena pretendidamente fríos y tensos, amén de referencias más que trilladas a "La semilla del diablo" (el repentino corte de pelo de la chica) o "La profecía" (una niñera con más peligro que Florinda Chico en un restaurante macrobiótico, que tan pronto como aparece, se va) y toda clase de sinsentidos narrativos que desembocan en un desenlace igualmente átono y facilón.

Total, que inquietar, lo que se dice inquietar... pues más bien nada. Por mucho que Webb introduzca secuencias tan potencialmente fuertes y duras como la del bebé en la cuna cubierto por un gran número de ratas.

Bebés y muñecos, madres primerizas, padres desorientados, familiares molestos, ratas y fontaneros... todo bien (o mejor dicho mal) mezclado para conformar un filme con pretensiones de intriga psicológica más o menos densa, susceptible de que algunas personas más o menos sensibilizadas con el tema se identifiquen, pero que naufraga desde los primeros minutos.

Da la sensación de que has visto bastante cine italiano de serie Z, Sr. Webb. Puesto que los defectos y las incongruencias más patentes de tu película, parecen provenir de aquella escuela. La de los Fragasso, Lamberto Bava o el peor Fulci (el de los últimos años). Pero para eso no hace falta recurrir a una actriz como Elisabeth Shue, mala persona. La próxima vez haz el favor de llamar a Sandra Bullock, cuyo nivel está mucho más acorde con tu capacidad.

3 comentarios:

Sora Cuttler dijo...

Jajajaja, me encantó tu entrada. Y tienes mucha razón, hace poco vi la película con mi familia para pasar el rato y estuvimos intentando advinar de qué se trataba la peli (que si de brujería, que si de psicosis, que si de fantasmas xD), porque no daba indicios de una trama específica, pero por más que lo intentamos no hubo resultados xD, así que esperamos hasta el final... El cual nos dejó con la misma pregunta que cuando la comenzamos, "¿Cuál ca**** era la trama?!".
Les he enseñado a mi familia tu entrada y todos estuvieron de acuerdo contigo xD.
Jajaja, el chiste de Sandra Bullock me mató xD.

Teresa Argüello López dijo...

Jo a mi me traumatizo un poco la peli xk estaba en la recta final de mi embarazo. Q llantera me pegue!!

Amatista dijo...

Y encima entierra a la bebe y no al muñeco...esta es prima de Carrie fijo