martes, 5 de enero de 2010

"Fonda sangrienta", de Jackie Cong


FICHA ARTÍSTICA:

Título original: "Bood Diner"/ Director: Jackie Cong/ Producción: Jimmy Maslon/ Guión: Michael Sonye/ Fotografía: Jürg V. Walther/ Montaje: Thomas Meshelski/ Música: Don Preston/ Diseño de Producción: Ron Petersen/ Efectos Especiales: Bruce Zahlava/ Reparto: Rick Burks, Carl Crew, Roger Dauer, LaNette LaFrance, Lisa Elaina, Max Morris, Roxanne Cybelle, Sir Lamont Rodeheaver, Dino Lee, The Luv Johnsons, Drew Godderis, Bob Loya. USA. 1987. Color. 84'

Los años ochenta son una época reconocible, dentro del cine de terror. Tanto en cuanto a la estética de las historias, como dentro del aspecto más superficial de los personajes, tipo de humor, vestimentas, etc.

Y del mismo modo que hay filmes de aquella época por los que ha pasado demasiado el tiempo, otros no sólo no han perdido frescura, sino que incluso sirven perfectamente como ejemplos característicos de cara al espectador de hoy en día.

"Fonda sangrienta" es una auténtica gozada de terror gamberro (o comedia gore negra, como se quiera) de perfil absolutamente ochentero. Es imposible confundirse y situarla en otro momento histórico, si uno se pone a verla sin saber de qué año es.

Dos hermanos influenciados por la mente (por el cerebro, más propia y literalmente) de su tío, un asesino en serie tan sanguinario como cachondo, pondrán en marcha un lucrativo negocio de restaurante en el que servirán toda clase de platos elaborados con exquisitas (y humanas) materias primas. Todo ello a fin de financiar el experimento de poner en pie a un especimen femenino que viene a ser una especie de diosa de la venganza.


Si el argumento, ya de por sí, suena a psicotronía pura, la película no lo es menos. De ritmo endiablado pero con una comicidad a prueba de bomba y que no ha perdido nada de vigencia (al contrario, ha ganado en encanto), Jackie Cong dirige este plato no apto para estómagos delicados (hay cierta cantidad de gore) pero absolutamente entrañable.

No nos engañemos. "Fonda sangrienta" es al terror lo que "Porky's" es a la comedia. Es decir: trazo grueso y pitorreo en estado puro. Pero, al contrario de lo que suele suceder en muchos casos, los artífices de la peli no se limitan a pasárselo bien entre ellos, sino que realmente se preocupan por hacer cómplice al espectador de sus ganas de cachondeo. Y eso siempre es de agradecer. Algo que no vemos hoy en día en el gore más extremo, con un humor más que discutible, cuando no hay una ausencia total del mismo.

En definitiva, muy buena disculpa para una mirada retrospectiva destinada a nostálgicos del terror comercial y de la comedia negra americana de finales del siglo pasado. Y aunque otras películas de Cong, como "El Ser" o "Patrulla nocturna" también tienen cierta fama entre los aficionados, sin duda "Fonda sangrienta" es su mejor contribución al género vertiente gamberra.

Atención especial a la banda sonora, por cierto.

1 comentario:

judas dijo...

Gran película, divetida y muy original. Geniales los "dedos de zanahoria" y la escena de la freidora.

Es casi, casi imprescindible