domingo, 3 de enero de 2010

"Street Trash", de J. Michael Muro


FICHA ARTÍSTICA:

Director: J. Michael Muro/ Producción: Roy Frumkes/ Guión: Roy Frumkes/ Fotografía: David Sperling/ Montaje: Dennis Werner/ Música: Rick Ulfik/ Diseño de Producción: Robert Marcucci/ Efectos Especiales: Matt Vogel/ Reparto: Mike Lackey, Bill Chepil, Vic Noto, Mark Sferrazza, Jane Arakawa, Nicole Potter, Pat Ryan, Clarenze Jarmon, Bernard Perlman, Miriam Zucker, M. D'Jango Krunch, James Lorinz, Morty Storm, Sam Blasco, Bruce Torbet, Roman Zack, Gary Auerbach, Roy Frumkes. USA. 1987. Color. 101'

Digamos que hay títulos deliberadamente crípticos o que buscan sugerir, más que describir fehacientemente lo que hay tras ellos. En cambio con otros sucede todo lo contrario. Te dicen exactamente lo que vas a encontrar. Ni que decir tiene, éste es uno de esos casos.

Eso es. Auténtica basura callejera, en sus más diversas formas. Y todo ello, por obra y gracia de este desconocido cineasta (en realidad, es su única película) que a los 21 añitos se puso tras la cámara y se dedicó a contarnos esta especie de pesadilla urbana del extrarradio de una gran ciudad.

Aquí todo sucede a la luz del día, entre vertederos y montones de mierda, donde las bandas callejeras más peligrosas y degeneradas se mezclan con los mendigos y la mugre extrema en todas sus formas. Si por ello fuera poco, de repente irrumpe un nuevo "personaje": una especie de bebida-jarabe caducada que se encargará de reducir todavía más la basura humana a la más simple de sus expresiones. Esto es: basura a secas, o basura no humana.


En realidad, "Street Trash" es una de esas películas sobre las que resulta bastante absurdo ponerse a hablar. Porque hay que verla para creerla. Una auténtica colección de marranadas y situaciones hiperviolentas, desde desmembramientos genitales, hasta secuencias necrófilas, violaciones, fluidos de todos los colores y texturas posibles... En definitiva, que el tal J. Michael Muro, parece especialmente interesado aquí en volcar sus post-adolescentes perversiones más íntimas en una serie de personajes a cual más desagradable (casi resulta obligado mirar con otros ojos a los mendigos tras ver esta película).

¿Calidad cinematográfica?... Pues bueno, ponerse a hablar de eso es como analizar las cualidades gastronómicas de un puesto de frankfurts en una feria callejera.

Lo único que encontraremos en "Street Trash" es provocación y mal rollete. Actores que no merecen ese nombre y una (curiosamente) nítida fotografía que incide en un tratamiento visual de la gran ciudad mucho más límpido de lo que la naturaleza costrosa de las secuencias parecería estar demandando. Es un contraste más que interesante. Tal vez, lo único que merece ser destacado aquí.


Ahora bien, si alguien está especialmente interesado en ver a gordos sebosos violando cadáveres, miembros genitales masculinos volando por los aires, cuerpos humanos deshaciéndose en pulposos y coloridos líquidos, etc. no debería dejar pasar la oportunidad, porque difícilmente va a encontrar tanta cantidad de porquerías de ese estilo como en este gomoso híbrido entre "El vengador tóxico", "Malas calles" y "Mad Max". Algo así como Scorsese absorbido por la Troma. Y bueno, vale, sí. Es francamente divertida.

3 comentarios:

PKDesignz dijo...

Un clásico del cine extremo, no tengo mucho más que decir de esta cinta.

Saludoss

Abuelo Igor dijo...

Tengo entendido que Jim Muro, aunque sólo haya dirigido esta película, ha trabajado después muchísimo en el cine como operador de "steadycam".

Tyla dijo...

Por lo visto, así es. De todos modos, no deja de ser curioso que debutara tan pronto como director y no haya repetido en todos estos años.