miércoles, 18 de junio de 2008

"Storm Warning", de Jamie Blanks


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Storm Warning"/ Dirección: Jamie Blanks/ Guión: Everett De Roche/ Producción: Pete Ford y Gary Hamilton/ Fotografía: Karl Von Moller/ Montaje: Geoff Hitchins y J. Blanks/ Música: J. Blanks/ Efectos Especiales: Brian Holmes/ Reparto: Nadia Farès, John Brumpton, Robert Taylor, David Lyons, Mathew Wilkinson y Jonathan Oldman. USA. 2007. Color. 82'

Jamie Blanks se dio a conocer hace algunos años gracias a filmes como "Leyenda urbana" y "Un San Valentín de muerte", justo en aquella época en que los slashers ochenteros habían vuelto a ponerse de moda, gracias a la "resurrección" de ese estilo de filmes, encabezada por la saga "Scream" y figuras como las de Kevin Williamson.

Aquellas dos películas de Blanks tenían en común que, aún sin tratarse de obras especialmente memorables, sí poseían el encanto de lo bien hecho. Eran productos tan poco originales o novedosos como aceptables y facturados con indudable corrección.

Años después, el director nacido en Melbourne cambia de tercio (y de escenarios) para viajar un poco más atrás en el tiempo y retomar otro subgénero que también tuvo su momento de gloria. El de la explotación setentera, con altos contenidos de sexo y violencia. Sobretodo en Italia fue todo un boom, aunque también en los mismos USA. Y así recordamos muestras como "Violación en el último tren de la noche", "Trampa para un violador", "La violencia del sexo", "La última casa de la izquierda", etc. Incluso en España hubo alguna que otra aproximación a esos esquemas, con filmes tan deliciosamente cutres como "Trampa sexual" de Manuel Esteba, y algún otro.

En el que nos ocupa, encontramos a un matrimonio que viaja por tierras (y aguas) australianas y que a raíz de una tormenta inoportuna, se ven aislados y obligados a pernoctar en un siniestro caserón, propiedad de una de esas familias a evitar a toda costa. Dos hermanos y un padre a cual más enfermo y violento. Ni que decir tiene que los protas las pasarán bastante canutas, especialmente la chica, de origen francés.


Blanks (que dirige, monta y pone la música del filme) plantea una situación ciertamente poco original, pero lo hace de un modo aceptablemente consistente. No es que estemos hablando de unos niveles de tensión similares a los de "Funny Games", ni mucho menos, pero sí cumple con la función de incomodar lo suficiente como para meter al espectador en situación. Además, no se corta a la hora de introducir altos niveles de virulencia verbal y física, con secuencias que rozan el gore, consiguiendo un cierto híbrido entre el cine de explotación y la actualísima corriente hiperviolenta de obras como "Hostel", "Turistas", etc.

Seguramente el punto más flojo de todos radica en lo poco creíble que resulta la deriva que adquiere el personaje femenino (la guapa Nadia Farès), en un voluntarioso aunque bajo mi punto de vista fallido intento por convertirla en la heroína de la función. Sin embargo, es obvio que en esta clase de historias se hace necesaria una buena dosis de suspensión de la credibilidad, para que el fin perseguido pueda conseguirse.

En todo caso, como ha quedado dicho, resulta agradablemente sorpresivo que un cineasta que parecía limitado a pergeñar obras dirigidas a un público determinado, endurezca sus propuestas de un modo tan apreciable. Aunque para ello haya tenido que viajar a su Australia natal.

Así, de la misma manera que "Leyenda urbana" y "Un San Valentín de muerte" eran filmes netamente adscritos a unos esquemas perfectamente reconocibles, en aquellos casos el slasher, con un resultado final correcto, también esta "Storm Warning" consigue parecidos niveles de efectividad en su correspondiente terreno de filme de horror más adulto con ínfulas setenteras.

4 comentarios:

La abadía de Berzano dijo...

Muy simpática, aunque en mi opinión algo desigual, más que nada por su interminable primer tercio, aunque eso si, en cuanto entra en harina es un no parar en el que se agradecer su deliberado tono granguiñolesco.

Por cierto, que yo cuando la vi, también me parecio ver cierta influencia del American Gothic, más en concreto de "La matanza de Texas", ¿como lo ves? ;)

Tyla dijo...

Vaya, pues a mí ese primer tercio es de lo que más me gusta.

Considero que normalmente en este tipo de historias es muy importante el inicio, a la hora de meterte en situación y que después lo que ocurre con los personajes te implique un pelín más, como espectador.

Y sí, claro. La familia de tarados es la clásica del American Gothic, sólo que en Australia, jeje!

La abadía de Berzano dijo...

Lo mismo soy yo el rarito, pero todas esas largas escenas en medio del mar... no se, creo que podrían haber empezado de otra forma y con más ritmo. Claro, que también creo que debe de influir que la vi en un Festival, y ya sabes, en esas circunstancias estas más pendiente de que te suelten carnaza que del desarrollo de la historia.

Nada, que no coincidimos ultimamente. ;)

darkerr dijo...

De acuerdo con tu critica, es una pelicula muy interesante, a pesar de lo raro que se ve a Nadia Fares convertida de repente en la heroina de turno, y con su toque de malicia, ademas. Supongo que su comentario acerca de la justicia que le expone a su marido abogado cuando estan en alta mar, al inicio del film, debia dar algun indicio de su caracter de mujer de armas tomar, pero de todos modos, se ve como un cambio brusco, lo bueno es que es tan efectiva la pelicula que uno luego se olvida y disfruta. Saludos¡¡.