martes, 10 de junio de 2008

"Waxwork II", de Anthony Hickox


FICHA ARTÍSTICA:

Título Original: "Waxwork II: Lost in Time"/ Dirección y guión: Anthony Hickox/ Producción: Nancy Polaian y Mario Sotela/ Fotografía: Gerry Lively/ Montaje: Christopher Cibelli/ Música: Steve Schiff/ Efectos Especiales: Kevin McCarthy/ Reparto: Zach Galligan, Monika Schnarre, Martin Kemp, Bruce Campbell, Michael Des Barres, Jim Metzler, Sophie Ward, Marina Sirtis, Billy Kane, Joe Baker, Juliet Mills, John Ireland, Patrick Macnee, David Carradine, Alexander Godunov, George "Buck" Flower . USA, 1992. Color. 104'

El primer "museo de cera" de Hickcox (reseñado hace unas semanas) había quedado como una de esas muestras de terror ochentero francamente simpáticas y disfrutables. Era una peli desenfadada, entretenida y con los suficientes atractivos de cara al seguidor del fantástico como para hacer de ella un producto de lo más agradable, especialmente en un contexto tan dominado por el slasher como el de aquellos años.

Pues bien, a raíz del éxito obtenido por aquélla, Hickcox se puso manos a la obra y cuatro años después facturó esta secuela, retomando la historia y los personajes principales justo en el momento en que terminaba la anterior y, eso sí, variando algunos aspectos tanto de fondo como de forma.

Mientras en la primera el escenario del museo servía de excusa perfecta para plasmar distintos segmentos más o menos diferenciados, aún con un hilo conductor más consistente que el que suelen llevar consigo normalmente las películas de episodios, aquí encontramos de nuevo esa estructura fragmentaria, pero con el tema de los viajes en el tiempo como "vehículo" de transporte. O más propiamente: viajes entre distintos mundos. Sin embargo, no sólo hay esa variación. Otra novedad muy destacada la constituye el hecho de que cada uno de los distintos episodios nos lleve a escenarios y situaciones directísimamente heredados de otras películas.


Así, filmes como "Frankenstein" (con uno de los miembros de la banda Spandau Ballet como Dr. Frankenstein, cágate lorito), "The Haunting", "Alien", "Zombie" y algunas más puede decirse que "resucitan" de la mano de "Waxwork II". Pero no sólo las temáticas de dichos filmes, sino que también su propia estética cinematográfica se encuentra aquí plasmada, en un ejercicio de mitomanía (y un pelín de jeta, todo sea dicho).

Particularmente encuentro dichos añadidos un poco discutibles, sobretodo desde el punto de vista creativo, claro. Y es que una cosa es inspirarse en modelos ajenos y otra aprovecharse de ellos de un modo bastante descarado. En comparación a la primera, que también tenía sus influencias pero que estaba compuesta por historias propias, ésta sale perdiendo, a pesar de su indudable tono paródico.

Afortunadamente los niveles de comicidad se mantienen intactos, por no decir que incluso se acentúan. Lo mismo puede decirse de las dosis de hemoglobina, tan apreciables como en la anterior. O presencias como las de Bruce Campbell, siempre agradables de ver. Eso sí, el segmento final de la peli, una historia típica de fantasía y brujería, seguramente es el más flojo de todos, con lo que el regusto final no es del todo positivo.

Con todo, estamos hablando de una secuela tan falta de pretensiones como el original, de ahí que tampoco se trate de ser exageradamente exigentes con ella. De hecho, el espíritu de entretenimiento divertido y ameno se mantiene intacto. Y al fin y al cabo, eso es lo más importante.

1 comentario:

darkerr dijo...

Solo he visto la primera que me resultó muy entretenida, me echare a buscar esta secuela, que promete un buen rato al menos. De Hickox hace poco estuvo dandole un vistazo a "Sundown" y lo que vi fue muy comico, ya la veré completa. Por el contrario "Warlock 2" si se me hizo insoportable en su momento, tanto que no he vuelto a verla. Saludos¡¡