domingo, 20 de abril de 2008

"Pesadilla en la medianoche", de Alec Mills


FICHA TÉCNICA:

Título Original: "Bloodmoon"/ Dirección: Alec Mills/ Guión: Robert Brennan/ Producción: Stanley O'Toole/ Fotografía: John Stokes/ Montaje: David Halliday/ Música: Brian May/ Reparto: Leon Lissek, Christine Amor, Ian Williams, Helen Thomson, Craig Cronin, Hazel Howson, Suzie McKenzie, Anya Molina, Brian Moll, Stephen Berguin, Christophe Broadway, Samantha Rittson. Australia, 1990. Color. 97'

Tras ese rimbombante título ("Bloodmoon", es el original) se esconde uno de los slashers más cochambrosos que he tenido ocasión de tirarme a la cara.

Si hiciésemos un listado con todas las cosas que NO hay que hacer a la hora de dirigir una película de este estilo, Mills habría tenido aquí el dudoso mérito de no dejarse ni una sola en el tintero. Vayamos con algunas de ellas:

Personajes absolutamente carentes de interés. Sabemos que lo fuerte de esta clase de filmes no radica en la profundidad de los personajes, pero de ahí a que vayan desfilando por la peli como simples figurantes, del primero al último... pues tampoco es plan. Tampoco ayuda que los actores sean espantosamente malos.

El asesino. Se supone que uno de los puntos más importantes de cualquier slasher que se precie está en la personalidad del asesino, en cómo se presente a lo largo de la acción, etc. Pues bien, aquí ni siquiera tiene la "delicadeza" de ocultarse. Aproximadamente a la mitad de la película ya sabemos quién es, con lo que ni siquiera nos queda el consuelo de tener que adivinar de quién se trata. Aparte de eso, su "estilo" a la hora de asesinar también deja muchísimo que desear. Decididamente, no estamos ante un Michael Myers o un Jason Voorhes. Éste de "Bloodmoon" es el Rodolfo Chikilicuatre de los asesinos en serie, con un ortopédico alambre de púas a modo de guitarra de juguete.


Otro aspecto lamentable: la puesta en escena. No olvidemos que nos hallamos ante un slasher bastante tardío (la peli es de 1990). Pues bien, resulta sonrojante cómo el ritmo narrativo adolece de toda la pesadez y la morosidad del más ingenuo de los productos de este tipo. Sr. Mills: se supone que cuando usted dirige esto, ya ha visto un montón de slashers y de secuelas de slashers, y sabe (o tendría que saber) perfectamente cuáles deben ser los mecanismos que rijan esta clase de historias. Y no me vale que Mills sea inglés y la peli sea de producción australiana. Hasta en España se han hecho slashers mejores, pese a que no sea precisamente el tipo de terror en el que mejor nos desenvolvemos.

Por lo demás: secuencias nocturnas horriblemente iluminadas, sanguinolencia muy pobre... ni siquiera los momentos subidos de tono (que alguno hay) acompañan, por lo pésimamente filmados que están y lo fugaces que resultan. En suma, aburrimiento y torpeza a partes iguales, es lo que el director británico nos ofrece. Si hay alguien que busca eso en un filme de terror, "Pesadilla en la medianoche" es su película.

Así pues, ¿absolutamente nada podemos salvar de este despropósito? Bueno si, la banda sonora, que no está del todo mal. Desde luego, muy por encima de lo que la película merece.

Total, que no es un filme a recomendar, so pena de que te retiren la palabra. Ni siquiera a los más fanáticos. Si para algo sirve, es para tener una referencia a la hora de citar los peores slashers de la historia. En dicha lista, sin duda ocuparía un puesto de honor. Algo es algo.

5 comentarios:

La abadía de Berzano dijo...

Como debe de ser para que digas que las aportaciones patrias son superiores a sus resultados, teniendo en cuenta que, salvo "Mil gritos tiene la noche", y quizás "Colegialas violadas" de Jess Franco, todo las demás aportaciones de nuestro país al género, o al menos las que yo he visto, son bastante olvidables.

Tyla dijo...

Olvidables puede, pero superiores a esto, seguro que también. No sé, pienso por ejemplo en "El filo del hacha" de Larraz.

La abadía de Berzano dijo...

Joder, pues entonces si que debe de ser mala, si, por que los dos slashers de Larraz me parecieron de lo malo lo peor. Claro, que a mi este género, como que ni fu ni fa...

Tyla dijo...

Vaya! Al niño no le gustan los slashers, no le gustan los giallos... Tikismikis!! :D

La abadía de Berzano dijo...

Los giallos si, el que no me gusta es Argento, que no es lo mismo. :P