martes, 15 de abril de 2008

"Tras la medianoche", de John A. Russo


FICHA TÉCNICA:

Título Original: "Midnight"/ Dirección y guión: John A. Russo, basado en su novela/ Producción: Samuel M. Sherman/ Fotografía y Montaje: Paul McCoullough/ Efectos Especiales: Tom Savini/ Reparto: Melanie Verlin, Lawrence Tierney, John Hall, Charles Jackson, Doris Hackney, Bob Johnson, Lachele Carl, David Marchick, Greg Besnak, John Amplas, Robin Walsh, Jackie Nicoll, Amy Brinton y Debra Smith. USA, 1982. Color. 93'

Catorce años después de escribir "La noche de los muertos vivientes", Russo se animó a dirigir su segunda película, la primera de terror. Y lo hizo en plan Juan Palomo, escribiendo también el guión, basándose en una de sus novelas y poniéndose detrás de la cámara. El resultado no puede decirse que fuese especialmente afortunado.

Dicha evaluación podría entenderse hasta cierto punto a nivel de dirección, dada la bisoñez de Russo. Pero cuando el guión tampoco acaba de estar a la altura, tratándose de un escritor, entonces la cosa ya es más grave.

El filme se inicia con un prólogo ciertamente inquietante, con un grupo de adolescentes comandado por una mujer adulta, dando buena cuenta de una pobre chiquilla en mitad del campo. Y a partir de ahí, años después, vemos a la que será protagonista del filme, escapando de su casa por culpa de una situación comprometida y uniéndose a un par de chavales a lo largo de un viaje por carretera que transformará esa primera mitad de la narración en una road movie en toda regla. Finalmente, el destino de los tres muchachos se hará pavorosa realidad en forma de la típica familia de tarados campestres, al más puro estilo de ese American Gothic que inaugurase "La matanza de Texas".

Hasta llegar a ese último tramo, la película resulta francamente aburrida. Tan sólo las primeras apariciones de uno de los tarados (el gordo), provocan un cierto desasosiego. Pero por lo demás, la narración apenas avanza.

Eso sí, hay que apuntar entre los escasos méritos de Russo una buena utilización de los exteriores, con ese paisaje rural que se llega a hacer bastante opresivo, aún a plena luz del día. Lástima que la banda sonora no acompañe, por componerse básicamente de melodías pop inofensivas (cinematográficamente hablando) y muy de la época. Del mismo modo, este tipo de filmes requieren de unas dosis de violencia cuanto menos generosas, cosa que tampoco acabamos de encontrar, ni siquiera en el estallido de horror final, más bien tibio, cuando casi todo lo que se insinúa en la película apunta hacia ese final como momento culminante. Si a eso añadimos que las labores de maquillaje corren a cargo del gran Tom Savini, pues resulta decepcionante no ver más muestras de su talento a lo largo de la peli.

Aparte de eso y como decía al principio, el guión no acaba de estar del todo compensado, con personajes mal dibujados, como el padrastro de la muchacha, sin ir más lejos,(interpretado por el veterano Lawrence Tierney unos años antes de convertirse en Reservoir Dog "tarantiniano") que tienen reacciones y actitudes poco verosímiles. Ni siquiera el capítulo interpretativo alcanza unos mínimos, con una actriz protagonista a la que incluso se la puede ver reír de refilón en mitad de una de las persecuciones (pretendidamente dramáticas) del final.

Así pues, nos encontramos ante una obra muy, muy justita. Que incomprensiblemente llegó a tener una secuela años después, también dirigida por Russo. Tan sólo indicada para muy fanáticos del American Gothic que han revisado miles de veces las mejores muestras del género y sienten curiosidad por cualquier cosa que se pueda adscribir a él. Tal vez en su día pudo llegar a gustar a un público que aún no estaba demasiado saturado por esa clase de tramas. Pero precisamente en estos momentos, con todas las secuelas y remakes del filme seminal de Hooper, más los de "Las colinas tienen ojos", amén de otras muy similares... un filme como "Tras la medianoche" resulta tremendamente cansino y no aporta prácticamente nada.

2 comentarios:

La abadía de Berzano dijo...

Precisamente me compre esta película hace una semana por 2 eurillos, al ver que era del co-guionista de "La noche de los muertos vivientes", pero tras leerte, se me estan quitando las ganas de verla.

Tyla dijo...

Jeje.. hombre, por dos eurillos, tampoco va uno a tirarse de los pelos. Eso sí, yo no pagaría más de dos y medio. ;)